Cinco torpedos al submarino


Lo primero, agradecer a Mediapro y a La Sexta que en toda España se haya podido ver un gran partido de fútbol y una gran exhibición blanca, tanto en juego como en goles.
Hacía tiempo, mucho tiempo que el Madrid no transmitía sensaciones tan positivas en ataque, en defensa y en pegada. El Madrid de Schuster posee una endiablada velocidad en la transición defensa-ataque que hace que en tres, cuatro pases esté en disposición de rematar a puerta, los jugadores no esperan la pelota al pie como ocurría antes, ahora la pelota va al espacio.
Excelente el holandés Sneijder (dos goles y dos asistencias), un jugador que todo lo hace bien, y que debe ser el referente del futuro Madrid, a sus 23 años, puede destapar el tarro de sus esencias esta temporada, de momento tres goles, uno de falta directa (el Madrid vuelve a tener un gran lanzador de faltas). Es el holandés un jugador generoso en el derroche y certero en el disparo con una gran visión del juego.
Excelente también Guti, formando una gran sociedad con Sneijder, y un Diarra cubriendo las espaldas que cada día nos recuerda más al Diarra del Olimpique. Todo el equipo ha rallado a una gran altura, pero a título personal mención honorífica para Metzelder, el central alemán ha demostrado su contudencia y sobriedad dándole una gran seguridad a la zaga blanca, a día de hoy, el teutón está por encima de Cannavaro y Pepe en el eje de la defensa.
El Madrid de Schuster va tomando forma, gusto por el toque, transiciones endiabladamente rápidas y certero remate, Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto con el juego del Madrid. Todo el equipo merece un notable alto. A este equipo se le ve hambre, mucha hambre y juventud, mucha juventud.
El Villarreal?, digno rival y el mismo equipo que derrotó 0 a 3 al Valencia la pasada jornada.

Anuncios