La tele-basura se alimenta de basura

La teta de los reality-shows aún sigue produciendo leche, eso sí cada vez más aguada. Cuando ya parecían agotarse las ideas, las productoras han dado una vuelta de tuerca en el apasionante mundo de reality, o como mostrar las miserias de la raza humana por unos eurillos. La fama a cualquier precio, aunque el precio a pagar sea muchas veces la propia dignidad de la persona, e incluso a veces de la raza humana.

Según publica el reputado y prestigioso rotativo inglés The Guardian, la cadena inglesa Channel 4 producirá un reality que se llamará Dumped (Tirados), este formato que es una copia de un formato sueco consistirá en ver la capacidad de supervivencia de 10 concursantes (de edades comprendidas entre 18 y 40 años), conviviendo durante tres semanas en un vertedero de basura.
Los productores, como no, intentando buscar una justificación apelan al sentimiento ecologista e intentan concienciar a la gente de la cantidad de cosas que se tiran a la basura y demostrar que se es capaz de sobrevivir con todo lo que llegamos a tirar a la basura.

Vamos, pedagogía pura y dura del reciclaje, de la manera de vivir de esta sociedad consumista.
Aunque lamentablemente, les hubiera sido más fácil y económico a la productora salir con las cámaras a la calle de cualquier ciudad y observar como ya existe mucha gente que sobrevive a base de rebuscar en los contenedores de basura. Filmar a toda esa gente, que al llegar la noche hace cola ante las basuras de los supermercados para poder obtener su ración diaria de verduras frescas, de yogures caducados, o de pescado del día.
Recuerdo la primera vez que vi a una persona, y conste que era joven, metido en un contenedor de basura de un supermercado, no daba crédito a lo que veían mis ojos, ignoraba que en mi propio pueblo había gente que tenía que recurrir a estos extremos, e incrédulo me acerqué a preguntarle si había perdido algo, su mirada perdida y su silencio fueron la respuesta. Reconozco que me costó asimilar que hubiera gente en esta lamentable situación económica.
O incluso podría la productora viajar a Sudamérica, donde podrán ver en directo la cantidad de pobres que sobrevive en los vertederos alimentándode de la basura de los ricos.
Algo no funciona en esta sociedad cuando la tele-basura y la miseria humana van de la mano, aunque sólo sea en el fondo y no en las formas.
Aunque también hay gente que al arte rebuscar y husmear las basuras de los famosos le llama arte.

Anuncios