La vuelta al cole

Tras el macropuente en el que hemos podido apurar los últimos días de vacaciones de los niños, volvemos a estar operativos.
Hoy es un día grande para los padres, día de contrastes. Esta mañana en la puerta del cole se mezclaban los sentimientos de alegría paternos con la tristeza con la que los niños afrontaban su primer día de cole. Hoy los llantos parecían música celestial en mis atormentados oídos. Después de tres meses de vacaciones escolares las cosas vuelven poco a poco a la normalidad, a la rutina diaria. Que descanso, no tener que pensar a quien endosarle al niño, no tener que abusar de la generosidad obligada de la familia.
Todo vuelve a la normalidad, eso sí, previo atraco a mano armada en la compra de los libros. Increíble como pueden resultar tan caros, a este paso resultaría más práctico y barato comprarles un portátil y que editaran los libros online. Lo malo de Septiembre, es que al precio de los libros debes añadir el servicio de comedor, las actividades extreaescolares, el material, etc, y eso es mucho pagar, sobretodo cuando tienes la cuenta corriente a 0 € después de pagar las vacaciones estivales.
Pero no me quejo, lo superaremos. Es un lujo vivir en un país de la zona Champions en materia económica (Zapatero dixit), aunque por desgracia en materia educativa debemos estar luchando por no descender a regional.
Se me olvidaba, que hago con la niña?
Porque al niño si que lo llevo a la escuela pública, pero para la niña, ¿ existen las guarderías públicas?
NO.
Menos 2500 € y más políticas de conciliación de la vida laboral con la familiar. Que duro y difícil es ser padre en el año 2007. Y que fácil es hacer demagogia política en el 2007.

Anuncios