El huerto en casa

En estos tiempos de zozobra económica, de incertidumbre cara al futuro, de tiempos inflacionistas, en los cuales llenar el carro de la compra se antoja a veces para muchas familias una misión imposible, es cuando más valoro disponer de un pequeño huerto que nos surte de productos de primera necesidad tales como patatas, tomates, lechugas, pimientos, calabacines, berenjenas, judías, etc.
La generosidad de la tierra no tiene límites y la agricultura en formato familiar para el autoconsumo es un valor en alza.

Nada, me hacía gracia insertar mi primer vídeo.
Quizá en un futuro no muy lejano el hombre tenga que volver a sus orígenes para subsistir.

Lo tenemos crudo…


Pues sí, creo que lo tenemos crudo con el crudo.

En casa tenemos dos coches, uno diésel y el otro gasolina sin plomo. El otro día cuando fui a repostar me fijé en el precio, la sin plomo de 95 a 1.259, el diésel a 1.339, mucho más barato la sin plomo. A nivel particular siempre he preferido los coches gasolina, porque eran más baratos en su compra y porque me gustan los coches silenciosos, que decir de los improperios que recibí cuando me compré el coche con motor gasolina, la gente no entendía mi decisión, de hecho en el concesionario del mismo modelo vendían el 90 % con motor a gasoil. Pero bueno, tampoco se trata de saldar viejas cuentas con los iluminados de turno.
Lo que está claro es que el precio del barril de petróleo sube y sube como la espuma, alcanzando récords históricos.
Y todo ello en un panorama de crisis mundial, con una inflación galopante y con negras perspectivas de cara al futuro. Los pescadores, transportistas, etc se movilizan en contra del precio del carburante, algún que otro avispado economista o político aboga por una menor carga de impuestos en el precio del carburante (que creo que no serviría para nada, pan para hoy y hambre para mañana). Los políticos deberían concienciarnos que esto no ha hecho más que empezar, el precio del crudo seguirá aumentando hasta unos precios que a día de hoy no podemos ni imaginar. Y no sólo el combustible, sino los múltiples derivados del petróleo. la producción petrolífera ha tocado techo, a día de hoy la demanda supera con creces a la oferta. Los grandes yacimientos se agotan, se reabren algunos abandonados hace décadas por lo cara que resultaba su extracción. Cada día que pasa existen menos reservas y su extracción cuesta más. Hasta cuando?
Difícil respuesta, aunque existen algunas teorías que empiezan a lanzar mensajes alarmistas y catastrofistas. Está caminando nuestra civilización hacia el abismo?
Unos cuantos países se reparten el Océano Polar Artico, lugar estratégico de cara al futuro por los yacimientos petrolíferos que alberga. Para ellos, el deshielo es una buena noticia.
Sería conveniente aplicar aquel refrán que decía ” Dios mío que me quede como estoy” a la situación actual.
“Dios mío, ójala pueda pagar la gasolina al precio actual durante mucho tiempo”.
Para saber más:
Teoría de Hubbert
Matthew Simmons

Crisis? What crisis

Sufre Mariano el fenómeno de la pinza, es decir, el acoso desde la izquierda, pero también el acoso desde la derecha, por lo que debería ocupar su espacio natural, o sea el centro.

Desde que Mariano Rajoy decidió dar un golpe de timón a la política errática y crispada del PP, semana sí y semana también se alzan voces en su contra, la mayor parte de compañeros de partido (me resisto a llamarlos amigos, porque con amigos como estos no te hacen falta enemigos). Esto en sí, es una buena señal, una señal inequívoca de que las cosas se están haciendo bien desde Génova. Los Zaplana, Acebes, Pujalte, Aguirre, Botella, Aznar daban al partido un intenso hedor a rancio.

Ahora la mayoría se está quitando la careta y enseñando sus cartas, aunque de momento nadie da el paso definitivo de erigirse en rival de Mariano para el próximo congreso (Juan Costa ?).

En unos momentos en los que se debería estar haciendo verdadera oposición al gobierno de Zapatero que bastante tiene el pobre con lo que tiene, se está perdiendo una oportunidad al enzarzarse en estas batallas internas por el poder.

Pero al fin y al cabo, no nos viene de nuevo, esto es lo que veníamos pidiendo a Rajoy, una refundación del partido, una serie de caras nuevas que acaben con el pasado rancio y casposo de los últimos años. A Mariano le avalan más de 10 millones de votos. De cara al congreso de Valencia debe de acabar de dar el gran paso y proceder a la higienización total del partido, por mal que les sepa a los Federico y cía.

Ladran? luego cabalgamos.

Por cierto, el último en aprovechar los lunes al sol ha sido Gabriel Elorriaga, el mismo que en la pasada campaña realizó aquellas declaraciones al Financial Times que flaco favor le hicieron a Mariano Rajoy.

 

Tarifa Zaplana


Pues ya lo ven, cuando uno está en política por lo que está y lo arrinconan como diputado raso sin derecho a pernada en el partido pasa lo que tiene que pasar.

Que se va. Y donde se va?

Pues a Telefónica.

De mileurista?

Para nada, más bien se va de milloneurista.

Ah Eduarado, aquel que dicen las malas lenguas que fue bien casado, aquel que llegó a la alcaldía de Benidorm de la mano del tránsfuga. El faraón de Terra Mítica se retira de la política, debe ser que la naranja ya está bastante exprimida.

Ahora entiendo porque Telefónica nos quiere cobrar a partir del 10 de julio 0.58 € al mes por el servicio de identificación de llamadas, será para pagar estos nuevos fichajes mediáticos.

0.58 € al mes multiplicado por dos millones de clientes= 1160000 € al mes, vaya, veo que la tarifa Zaplana aún dará para jubilar a algún político más.
Frase del día:
” Le pides dos millones de pelas o tres de lo que quieras…lo que te dé , y me das la mitad bajo mano “

El día de la marmota en TV3

Que los programas de hoy en día en la televisión en su mayoría no son en riguroso directo es rigurosamente cierto, sobretodo si hablamos de programas tipo concursos, de esos que te meten uno cada día. Ya puede ser el concurso bueno o malo, eso es lo de menos, el programa acude presto y veloz a su cita diaria con el sufrido televidente.
No sé si serán todos, pero la inmensa mayoría los graban todos en una tarde para después emitirlos la semana siguiente. Cinco horas de duras grabaciones, para que no se vea tanto el cante, el presentador y los concursantes se suelen cambiar de ropa, de esta manera hacen creer al teleespectador que entre programa y programa pasa un día con sus correspondientes 24 horas.
Y el público? se preguntarán…indolentes ciudadanos (la mayoría jubilados), amas de casa, etc que meten en un autobús a cambio de un bocata de mortadela y una botellita de agua que les darán al llegar al plató de la grabación. Y ahí están los pobres, aguantando la disciplina militar del realizador, sin posibilidad de ir al baño, aplaudiendo como tontos a la orden del realizador y cambiándose de butaca cada hora, no sea que el televidente se dé cuenta que el gallinero permanece inalterable durante toda la semana.
De esta manera, un lunes por poner un ejemplo, llenan un autocar de vecinos del pueblo y se los llevan a torturarlos durante cinco o seis horas, el tiempo que durará la grabación de los cinco programas que emitirán durante la semana.
Y créanme, lo sé de buena tinta, por una ociosa vecina de mi señora madre, que entre sus metas debe estar el ser recordada y reconocida como fiel público de estos programas.
Hecha esta pequeña introducción paso a relatarles lo acontecido hoy 22 de abril de 2008 en el canal autonómico TV3 en torno a las 20.00.
Tiene mi hijo de cinco años la sana costumbre de mirar un concurso que emiten por “la nostra” titulado El Bocamoll, no les explicaré el contenido del mismo pues esto es lo de menos.
De esta manera, hoy, mientras preparaba la cena, mi hijo me ha dicho:
– Papa, este programa es el mismo de ayer, lo están repitiendo.
Yo he creído que se equivocaba, y ante su insistencia le he prestado más atención, del programa del lunes solo recordaba vagamente un apartado del programa referido a restaurantes con estrellas Michelín. Así que me he esperado a que llegar esta sección del concurso, y…
ante mis atónitos ojos he visto que se trataba del msimo programa, manda cojones que nos la metan envainada de esta manera.
Como pueden repetir el programa del día anterior y quedarse tan panchos?
Quien ha sido el inepto que se ha equivocado de copia?

Es esto lo que podemos esperar de nuestra querida TV3?
Ni siquiera una pequeña disculpa o aclaración.

Ojo, que si mañana vuelvo a publicar la misma entrada querrá decir que el equivocado soy yo, y estoy viviendo mi particular Día de la Marmota.

Efectos colaterales de paternidad. Chapter IV

Una de las nuevas tareas que me he autoimpuesto en esta nueva etapa blogueril (que no borreguil) es postear por lo menos una vez a la semana. Ignoro si podré mantener esta disciplina espartana durante mucho tiempo, pero concédanme el beneficio de la duda. Es más, para ser sinceros, en este momento no tengo ni puñetera idea de lo que va a ir este post.

Voz en off: Dícese del recurso fácil que emplea todo mal bloguero para intentar dar lástima a los pocos valientes que le leen y de esta manera no sean muy duros en las críticas al lamentable post que está a punto de escribir.

Intentaré plasmar alguna de las experiencias personales que uno vive en el día a día. Pequeñas experiencias relacionadas con el noble y duro oficio de la paternidad.

Hace algunos días empecé la fenomenal serie Efectos colaterales de la paternidad (curioso, desde que escribí tan magno post, no hago más que ir a cumpleaños infantiles los fines de semana, hasta los cojones oigan) serie que me dispongo a continuar en este post.
Esta tarde he ido al parque con los niños, cuando uno es padre debe pasar interminables horas en el parque mientras sus retoños juegan con sus amiguitos. Debería saber el lector que el parque se convierte en un lugar de encuentro de numerosos padres y madres, allí unos aprovechan para charlar, otros para comer pipas, los más para criticar, unos pocos para vacilar, etc, y ojo, que como te descuides puede que algún padre intente ligar con tu mujer.
Por alguna extraña razón que desconozco, jamás, y vuelvo a repetir jamás, tu hijo tendrá una amiguito/a del cole cuya madre esté buenorra y disponible con la cual intentar entablar conversación y lo que salga con ella. Siempre he tenido ganas de decirle a una bella madre desconsolada:
Ahora entiendo porque el niño/a es tan guapo, teniendo una madre como tú…
No, los amiguitos del cole de nuestros hijos suelen tener unos padres raros, que nos suelen caer como una patada en los cojones, con los que no tenemos ningún tipo de afinidad, los típicos plastas, los típicos antipáticos, etc. Por este motivo ir al parque con los niños se convierte en un pequeño peaje que pagar en aras de una sociabilidad mal entendida.

Dicho todo esto, reconozco que soy un tipo educado en las distancias largas, pero tremendamente asocial en las distancias cortas. Por eso, cuando me toca guardia de parque suelo mantenerme en un discreto segundo plano, intentando pasar inadvertido ante la chusma que me rodea. Que a nadie se le ocurra acercarse al corrillo de mujeres indolentes, que no dan un palo al agua y que se pasan todo el día cascando, a mi un día se me ocurrió acercarme y entablar una educada conversación y fui acribillado a preguntas indiscretas y fuera de lugar.

Provisiones para la merienda hay que llevar las justas, si un día se te ocurre hacer ostentación de cantidad y repartir entre los críos, a partir de ese día te convertirás en el repartidor de avituallamiento infantil para todos los críos, es decir en el gilipollas de turno, al memo al que se acercarán los niños a pedirle galletas, zumos, etc.

Ojo con los juguetes que llevas al parque, los indispensables para que jueguen tus hijos. Debes saber que el llevar muchos juguetes y hacer ostentación de ellos sólo te creará dolores de cabeza. Deberás recogerlos a la hora de partir, buscarlos por todo el parque, sonreir para que te los devuelvan, en resumidas cuentas hacer el pelele. Deberás vigilar que no te rapiñen alguna pala o algún rastrillo. Deberás evitar que por culpa de haber dejado algún juguete se demore tu vuelta a casa. Está comúnmente aceptado entre los demás padres, que si vas de buen rollo a pedirle al niño que te devuelva el puto cubo, te tirarás quince minutos detrás de él, mientras el vivales de su padre o de su madre no hace nada para evitarlo, a menos que utilices la fuerza.
Tampoco quieras ser el listillo que juega con todos a pelota, los críos te creerán el Messi de turno y te darán tal cantidad de patadas…
Ni se te ocurra decirle sí, al típico padre que te pide que se lo vigiles durante unos minutos, que sepas que esos minutos se harán interminables.

Para tales menesteres se hace inevitable acudir al parque con móvil (si te agobian mucho, el truco de la llamada da resultado para apartarte unos metros y cortar el rollo), si se habla de política decir que eres del PP (te suelen mirar con caras raras y hasta apiadarse de tus hijos), si se habla de fútbol decir que eres del Madrid (se hace el silencio y suelen decir que no se lo hubieran imaginado nunca). Ojo, que esto de la política y el fútbol va por barrios. De esta manera, sabiendo que no coincides en sus preferencias políticas y futboleras te dejarán en paz.

Y sobretodo, huye de padres solitarios como tú que se acerquen a entablar conversación contigo, estos son los psicópatas del parque, te darán la vara durante mucho rato, y al final te preguntarán a que hora volverás al día siguiente, como sino hubiera nadie más en el puto parque.

Espero que les haya servido de ayuda, y recuerden, que al oscurecer cuando los niños se recogen y se van a sus casas, otro moradores se apoderan de este espacio lúdico que son los parques infantiles:

Los perros y sus excrementos.

Recuérdenlo y miren bien donde pisan al día siguiente.

Acoso y derribo a Mariano Rajoy


De un tiempo a esta parte tengo la insana costumbre matutina de escuchar la Cadena Cope cuando me dirijo al trabajo. El trayecto en sí, es corto, por lo cual esta insana costumbre aún no ha llegado a convertirse en un vicio no confesable. Diez o quince minutos diarios de dosis de Federico son suficientes de momento.
Ignoro las causas de mi autoflagelación diaria, pero como a toda práctica sado masoquista se le adivina ciertas dosis de placer.
Avisados quedan de mis extraños gustos radiofónicos, soy bígamo, alterno temporadas de fidelidad a la cadena Ser con temporadas en los que me lanzo en brazos de la cadena de los obispos. De un extremo a otro sin término medio.
Mariano Rajoy perdió las elecciones generales del 11 M, y la derrota produjo dos lecturas, una que el PP debe cambiar radicalmente el discurso y adoptar unas posiciones más centristas y centradas, la otra, que debe mantener el mismo discurso de la anterior legislatura.
Y parece ser, visto el debate de Investidura y vistos los movimientos que se están produciendo en el seno del PP que Mariano ha optado por cambiar radicalmente el discurso y renovar las caras del partido. Y todo esto con vistas al próximo Congreso del PP donde Mariano debe afianzar un liderato que empieza a ser discutido en ciertos sectores.
Y ahí entra Federico Jiménez Losantos, el cual nos dedica una mañana sí y otra también su programa al acoso y derribo de la figura de Rajoy y de sus colaboradores y de paso empezar a generar un caldo de cultivo que favorezca los intereses de Esperanza Aguirre de cara a liderar el PP en las próximas elecciones del 2012.
Con lo cual, visto lo visto y escuchado lo escuchado el giro centrista que pretende dar Rajoy está haciendo mella en ciertos gurús del periodismo nacional que ven como han perdido su liderazgo espiritual e ideológico.
Y Gallardón en China sin invitar a la COPE.
Libertad Digital

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.