Siniestralidad laboral

Miren a su alrededor, posiblemente tienen pocas posibilidades de sufrir un accidente laboral, a no ser que se electrocuten intentando enchufar la impresora, o se golpeen la cabeza intentando escaquearse en la oficina.
Pero existen mucha gente expuesta a sufrir accidentes laborales. Profesiones de riesgo, en las además se le suele sumar con demasiada frecuencia la precariedad laboral. Nula formación, nulo interés por parte de las empresas, trabajadores desmotivados, administración laxa, etc, etc.
A lo largo de mi dilatada y aburrida vida laboral he sido testigo de numerosos accidentes laborales, muchos de ellos leves y algunos (los menos) graves o muy graves. Mucho se ha hecho en este país por mejorar las instalaciones y la formación de los trabajadores, pero pese a eso, aún estamos en el vagón de cola europeo. El accidente laboral no suele avisar, a veces, una serie de casualidades a priori sin sentido son las causantes de terribles accidentes laborales con terribles secuelas de por vida. El trabajador muchas veces no es consciente a los peligros que se expone, el empresario es muchas veces un inconsciente que sabe a los peligros que se expone el trabajador y no hace nada, o hace muy poco por evitarlos.
Me hacen gracia las campañas de la Administración, cuando son ellas mismas las que a veces contratando subcontratas, que a su vez vuelven a contratar subcontratas con personal poco cualificado y poco formado, y es éste personal poco cualificado y poco formado el principal caldo de cultivo de la siniestralidad laboral.
Para muchos, la ley de Prevención y riesgos Laborales no es más que un puro trámite que cumplir y unos papeles que imprimir.
Sólo hace falta pasearse un día por la calle para poder ver en las condiciones que trabajan muchos obreros, a la vista de todo el mundo, incluso de la administración.

Precariedad laboral = Siniestralidad laboral.
Buen fin de semana.

Los peligros en el trabajo

Anuncios