En el párking

 Sobre la estupidez humana

Ayer por la tarde, justo después de trabajar tuve que ir a realizar una serie de compras para la manuntención diaria, o sea, tuve que ir al súper.

El supermercado de mi pueblo es nuevo, de reciente construcción. Resulta harto complicado aparcar en la vía pública, por lo que siempre aparco en el párking del supermercado. Se párking del supermercado consta de dos plantas, la -1 y la -2. Aparcas el coche, introduces la moneda en el carro, coges el ascensor y subes a la planta 0 y a comprar.

Hay que reseñar, que pese a ser de reciente construcción, el diseñador del párking se lució en los tamaños de las plazas de aparcamiento, ya que cabe un coche muy justito, amén de que la estructura del susdicho parece más una versión cutre del Partenón (por la gran cantidad de columnas) que un párking propiamente dicho.

Bueno, pues a lo que íbamos, entro con mi coche en el párking y bajo hasta la planta -1, allí a ojo de buen cubero observo que se encuentra prácticamente al 100 % de su capacidad, es más, veo a algún vehículo en resignada espera mientras la familia de turno carga las compras en el maletero. Intuyo que habrá unos cuatro o cinco coches revoloteando alguna plaza libre cual buitre revolotea la presa.

Decido en milésimas de segundo acceder a la planta -2 (y ojo, para acceder a la -2 no hay ni siquiera que dar la vuelta por la -1, se accede directamente por la misma rampa), y sorpresa, sólo hay tres plazas ocupadas, por lo que aparco mi coche sin problemas y ocupando el espacio destinado a dos plazas para evitar realizar maniobras absurdas e inútiles dado la escasa ocupación de la planta. Me bajo, pillo un carro y subo en el ascensor a comprar.

Alguien se explica porque la gente es tan estúpida de quedarse en la planta -1 esperando que se vaya un vehículo que está cargando la compra estando la -2 prácticamente vacía?

Y ojo, lo he observado muchas veces, tantas que yo siempre aparco directamente en la planta -2 a ser posible ocupando dos plazas (si el parking está bastante vacío).

Por cierto, una de las cosas que más me jode es llegar a un párking que está a tope y encontrar al típico capullo que ha aparcado su coche en el lugar destinado a dos coches. Ese hueco que vislumbras a lo lejos, ese suspiro de alivio al creer que ya has encontrado una plaza y esa ira contenida al ver que algún cabrón ha aparcado mal y te ha ocupado un pequeño trozo de esa plaza que creías libre y que te impide aparcar.

mal-aparcado.jpg

El despertar del invierno

El despèrtar del invierno.


Efectos colaterales de la paternidad. Chapter V


Uno de los efectos colaterales de la paternidad y que no suele venir reflejado en los manuales que nos entregan en los cursos de preparación son los Happy Birthday .
Vayamos por partes, a los niños, a diferencia de los adultos les encanta cumplir años y celebrarlo a lo grande. Ignoro si estas nuevas tendencias son importación directa de la cultura yankee, porque la verdad, por mucho que buceo en mi memoria no recuerdo ningún tipo de fiesta infantil en la que yo hubiera sido el protagonista en mi niñez, a lo sumo una bolsita de Sugus para repartir en la clase a la hora del patio, y un pastelito con velas en la intimidad del hogar y rodeado de la familia y poco más.

Ahora las cosas han cambiado, cada cumpleaños hay que celebrarlo a lo grande, hay que hacer una gran fiesta e invitar a muchos niños. Hago cálculos, en la clase suele haber unos 20/25 niños, más los hijos de amigos, más los hijos de familiares, total, unos 20 en total. Es decir que haces una fiesta e invitas a unos 35 y al final confirman su asistencia unos 20/25.

Hasta aquí todo perfecto, un día al año tu hijo disfruta como nunca en su fiesta de cumpleaños, todos sus amigos acuden, le hacen muchos regalos, etc, etc.

Pero ahora viene el lado perverso de tan singular tradición.
La reciprocidad de los invitados al cumpleaños.
Tú invitas = A ti también te invitan.
20 invitados(+/-) = 20 invitaciones (+/-) por hijo.
2 hijos = 40 invitaciones (+/-) al año.

O lo que es lo mismo, tienes una media de tres cumpleaños al mes (la mayoría en viernes o sábado), al que acudes en compañía de tu hijo con el regalito bajo el brazo.

Terrible. Los que son padres sabrán de lo que hablo, los que no lo son todavía, que lo tengan en cuenta a la hora de ponerse a procrear.

Jaque al rey


Es increíble como cambian los tiempos.
El Rey de España, gran cazador, ha pasado de cazador a futura presa de la prensa del corazón. Si durante muchos años su figura apareció en la prensa inmaculada y limpia de un tiempo a esta parte es víctima de una brutal campaña de desprestigio.
Se ha abierto la veda, después de su particular annus horribilis 2007, parece que el 2008 será su Annus Horribilis II. La televisión se ha dado cuenta que los temas reales venden, que tipos como Peñafiel son una mina a explotar.
Es curioso mientras la televisión pública nos empacha con reportajes masaje a la Casa Real, las televisiones privadas se hacen ecos de los rumores que siempre han acompañado a la monarquía, pero que casi nadie se había atrevido a comentar en público y en televisión. Hasta en algunos medios se le pide que abdique.
Es difícil predecir como acabara esto, pero posiblemente haya comenzado el ocaso de los Borbones.
La prensa del corazón le ha hincado el diente a un pastel y creo que no tiene intención de perderlo.

Punto y final

La vendedora de coches


Decíamos ayer…
Me fui a otro concesionario de la misma marca pero sito en otra localidad, y obviamente de otro dueño, pues es sabido que una misma persona suele gestionar diversos concesionarios en diversas ciudades, con lo cual, si no estás al loro, quedas como un perfecto imbécil despotricando del otro concesionario.
Elegí una buena hora, las 20.00, cuando la gente ya está próxima a largarse. Fui después de salir del curro, lucía atuendo informal, barba de tres días, acudí solo.
Al entrar, rápidamente se dirigió a mi una comercial, sí una mujer, sin duda es mucho más amable el trato femenino. No nos anduvimos con preliminares varios y fui directamente al grano. Apenas cruzamos palabras, alguna mirada y poco más. Sin darnos cuenta estábamos sentados en la mesa de su despacho, charlando distandidamente sobre financiaciones varias a interés variable.
Que diferencia de atención al cliente en relación con el garrulo del otro concesionario, me encontraba a gusto charlando con aquella amable vendedora, y la verdad, la noté algo nerviosilla al hacer los números, le tuve que corregir un par de veces. Cosas de mi encanto personal, pensé.
Me valoró mi actual coche en unos 3000 €, recalcándome que igual podía sacarle algo más. El precio final, unios 26800 € (-3000€), queda por 23800 €. Aunque siempre dejó abierta la opción de ajustar algo más el precio.
Así que salí contento por el trato recibido. Lo que ocurre, es que creo que de momento no me voy a cambiar el coche, intentaré aguantar con mi viejo trasto unos meses más. Uno de los motivos por los cuales quería adelantar la compra era por el nuevo impuesto de circulación que entrará en vigor a principios del 2008.
Los que más contaminen pagarán más. Pero creo que me arriesgaré, supongo que las marcas bajarán precios para contrarrestar la subida de impuestos.
Aunque no descarto una llamada a mi móvil de la vendedora totalmente desesperada por vender el cooche y haciéndome una oferta tentadora e irrechazable.

Líderes

Jugó el Madrid de pena en Getafe y ganó el partido, jugó el Barça de pena en Getafe y perdió el partido. Estos partidos son los que a la larga deciden ligas.
Vive el Madrid instalado en su particular jardín de flores, que no era potestad de don Fabio Capello, ni lo es de Bernd Schuster, el jardín es propiedad de Ramón Calderón.
El Madrid, sin jugar bien, es un equipo en alza, con jugadores en constante progreso, Robinho, Raúl, Van Nistelroy, Marcelo, etc. En cambio el Barça es un equipo cuyos valores cotizan a la baja, el debate en el entorno culé es beneficioso para los intereses blancos, Rikjaard sí, Rikjaard no, Ronaldinho sí, Ronaldinho no, si los resultados continuan sin llegar, los debates serán más agresivos.
Tiene el Madrid ese espíritu de lucha y garra que le permite remontar partidos y lucharlos hasta el final, a falta de calidad, nos sobra coraje y fe en nosotros mismos. El Madrid cree en él, y en sus posibilidades.
Hasta en las individualidades comienza a destacar el Madrid, soberbio Robinho, que demuestra partido tras partido la inmensa calidad que atesora y la enorme proyección que tiene. Soberbio Fernando Gago que se está reencontrando con su mejor versión, aquella que pareció dejar olvidada en Argentina. Soberbio Raúl, callando muchas bocas, entre ellas la mía, recuperando sus mejores promedios goleadores. Soberbio Van Nistelroy, un delantero centro que sólo habla con goles. Hasta Sneijder parece ir reencontrándose partido a partido.

Y todo ello, pese al bocazas de Schuster, pese al speaker, y pese a la lesión de Robben, de Pepe.
Una cosa está clara, en fútbol manda la pelota, si entra la pelotita, lo demás es secundario.
A falta de buen juego, nos conformaremos con la garra. Y que nadie lo olvide, al Villarreal segundo clasificado les metimos 0 a 5, y al Valencia, tercer clasificado le metimos 1 a 5.