Recomendaciones para viajar a Barcelona

Estimado lector, si durante este mes de Agosto tiene usted previsto pasar sus vacaciones en Barcelona, haga el favor de atender a las recomendaciones que gentilmente pone a su disposición la web del Parado:

– No olvide incluir en su equipaje de mano, elementos de iluminación alternativos, las autoridades valorarán positivamente las velas por su carácter ecológico en lugar de las linternas.
– Si es usted varón y gusta de lucir un cutis rasurado, llévese maquinillas de afeitar, la ciudad le agradecerá la no utilización de máquinas de afeitar eléctricas, podrían colapsar la red eléctrica y provocar un apagón general.
– De unos días a esta parte, las autoridades han colocado en diversos puntos estratégicos de la ciudad una especie de contenedores que generan contaminación acústica. Consulte con su hotel la ubicación de los mismos, y en caso de coincidencia no olvide los correspondientes tapones para el oído.
– Utilice el transporte público, Barcelona dispone de una amplia, sofisticada e impuntual red de transportes desde donde es posible contemplar durante horas el paisaje urbano mientras se espera.
– También puede traerse la bicicleta, la ciudad dispone de amplios carriles bici, y el Ayuntamiento valora positivamente los transportes alternativos y no contaminantes.
– Si su viaje es por motivos culturales, no deje de visitar el Templo de la Sagrada Familia, y recuerde hacerle las fotos de rigor, tal vez la próxima vez que visite la ciudad el Templo sea ya historia.
– En los lugares concurridos lleve dos carteras, sepa que una seguro que se la pisparán.
– Si tiene problemas o dudas, vaya a una Comisaría, allí le atenderán como usted se merece. Es aconsejable hacerse una foto de cuerpo entero antes de entrar, y otra al salir.
– Si quiere entablar conversación con un nativo de la ciudad diríjase en los siguientes términos:
* Visca el Barsa.
* Magrada el pa amtomaquet.
Los nativos y las autoridades valoran positivamente los esfuerzos integradores.
– Y por último, recuerde que las corridas están prohibidas en la ciudad, o no?

Que su estancia sea lo más agradable posible.

Ahora sí, me voy.

El tuteo en las aulas

El Defensor del Pueblo cree haber encontrado la fórmula para reducir la violencia en las aulas y para restablecer el respeto al profesor. Enrique Múgica propone «erradicar» el tuteo y utilizar el usted en la relación entre maestros y alumnos.

Vaya por delante, que uno de los grandes problemas de la escuela actual es la falta de respeto, entendiéndola globalmente, no se respeta al profesor, no se respeta al compañero, en algunos casos tampoco se respeta a los padres. Creo a título personal que la erradicación del tuteo no va a reducir la violencia en las aulas, pero posiblemente sea un elemento para cimentar futuras bases de respeto y convivencia en las aulas.

Siempre he sostenido que aquellos maestros quie en los ochenta decidieron pasar de llamarse Don Manuel a “Manolo el colega”, hoy se deben llamar “Manolito” y sus alumnos no les deben respetar para nada. En cambio, aquellos que mantuvieron su estatus de “Don Manuel”, a día de hoy deben ser los más respetados.

El coleguismo en la relación profesor-alumno hace que se pierdan los roles que ocupan cada uno en la sociedad. Recuerdo mis años de estudiante,  aquellos profesores a los que considerábamos colegas, ya en aquel momento estábamos a punto de traspasar la delgada línea que separaba profesor-alumno, y cuando se traspasa esa línea no hay vuelta atrás, Don Manuel se convierte en Manolito irremediablemente.

Vaya por delante, que la primera piedra de la educación hay que ponerla en casa, los padres son los primeros que deben educar a un hijo en el respeto hacia el prójimo, aunque muchas veces esos padres son los primeros que incumplen sus deberes para con la educación de sus hijos.

Los hijos deben llegar a la escuela sabiendo cual es su rol.

Hace tiempo escribí este post sobre el tema:
Autoridad en las aulas

El perfume


No tengo por costumbre moverme en transporte público. Las pocas veces que lo utilizo hay una cosa que no soporto, es superior a mis fuerzas, sobretodo a primera hora de la mañana cuando mi capacidad olfativa está al 150 %.
Son los hedores, que no olores, que desprende mucha gente de la que viaja en transporte público, mayoritariamente en metro, esa gente que suele alzar su mano para agarrarse a la barra ninguneando al prójimo que viaja a su lado y colocándole su axila (popularmente sobaco) a la altura de la nariz.
Intuyo que debe haber mucho ecologista suelto que sigue a pies juntillas los anuncios de la Administración sobre el ahorro de agua, se trata de gente que no tiene como principal virtud la higiene corporal, es decir, el típico guarro que suele subir en cada parada, porque haberlos, haylos.
Después están los que por mucho que se duchen, sudan a mares, estos propiamente no son guarros, pero huelen igual de mal. Algunos tratan de disimular sus efluvios corporales con desodorantes de dudosa reputación consiguiendo nuevos aromas que hacen aún más irrespirable la atmósfera.
También existen los que transitan por esta vida con su ropa impregnada en asquerosos olores a refritos. Ignoro si no son conscientes del hedor que desprenden, quizá el guarro se haya narcotizado y sea inmune a la peste que desprenden. A estos les recomiendo que laven la ropa más a menudo, que se cambien de ropa cada día y obviamente que dejen de comer tantos refritos con el mismo aceite.
Mención aparte merecen los hombres de cierta edad, que siguen comprando la colonia a granel o en envases de litro tipo Varón Dandy, éstos, suelen echarse ingentes cantidades de colonia barata por la mañana dejando una huella que dura varias paradas.

Pero a veces surgen inventos destinados a mejorar la raza y hacer más soportable el día a día, se trata de la la píldora del perfume , es una píldora que tras ser ingerida hace que el sudor tenga aroma a lavanda.

Las píldoras, comercializadas por Internet con el nombre de Fybersense, en frascos de 90 cápsulas por cerca de 18 dólares, fueron elaboradas con condimento de cilantro, que no provoca daños a la salud por ser comestible, explicó Afranio Craveiro, coordinador de la investigación.

También contiene quitosana, una fibra extraída de crustáceos como los camarones. Por eso las píldoras están contraindicadas para los alérgicos a los crustáceos y para niños y embarazadas. El mecanismo de las píldoras en el metabolismo humano “es similar al de quien come mucho ajo o aceite de pescado: el olor sale por el cuerpo, se elimina con el sudor”, explicó Craveiro.

El producto tiene licencia de comercialización de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) como auxiliar para la absorción de gorduras y del colesterol, una de las propiedades de la quitosana, pero todavía no como perfume. “Creo que Anvisa deberá abrir un debate sobre si es un cosmético que puede ser ingerido o un alimento que libera perfumes”, sostuvo Craveiro.

Por ahora, el único perfume disponible para las píldoras es el de lavanda, porque hay pocas opciones de aceites esenciales comestibles. “Con nuevas pesquisas, queremos diversificar la oferta de aromas”, comentó el investigador. Un efecto colateral e inesperado fue la supresión del mal aliento. “Fue un efecto sorpresivo, pero ya salvó hasta bodas”, bromeó Craveiro.

Así que ya saben, a tomar píldoras del perfume para que el resto de la humanidad podamos viajar en transporte público con cierta dignidad. Aunque claro, al guarro que no se suele lavar nunca, que más le dará?
Lamento profundamente si alguien se ha sentido identificado, pero me conformaría con haberle removido algo la conciencia y que reflexionara.
Y si algún político me lee, la píldora debería ser regalada al comprar el billete de transporte público. Todo sea por el bien de nuestra sociedad. Mientras tanto, me continuaré moviendo en transporte privado.

Siniestralidad laboral

Miren a su alrededor, posiblemente tienen pocas posibilidades de sufrir un accidente laboral, a no ser que se electrocuten intentando enchufar la impresora, o se golpeen la cabeza intentando escaquearse en la oficina.
Pero existen mucha gente expuesta a sufrir accidentes laborales. Profesiones de riesgo, en las además se le suele sumar con demasiada frecuencia la precariedad laboral. Nula formación, nulo interés por parte de las empresas, trabajadores desmotivados, administración laxa, etc, etc.
A lo largo de mi dilatada y aburrida vida laboral he sido testigo de numerosos accidentes laborales, muchos de ellos leves y algunos (los menos) graves o muy graves. Mucho se ha hecho en este país por mejorar las instalaciones y la formación de los trabajadores, pero pese a eso, aún estamos en el vagón de cola europeo. El accidente laboral no suele avisar, a veces, una serie de casualidades a priori sin sentido son las causantes de terribles accidentes laborales con terribles secuelas de por vida. El trabajador muchas veces no es consciente a los peligros que se expone, el empresario es muchas veces un inconsciente que sabe a los peligros que se expone el trabajador y no hace nada, o hace muy poco por evitarlos.
Me hacen gracia las campañas de la Administración, cuando son ellas mismas las que a veces contratando subcontratas, que a su vez vuelven a contratar subcontratas con personal poco cualificado y poco formado, y es éste personal poco cualificado y poco formado el principal caldo de cultivo de la siniestralidad laboral.
Para muchos, la ley de Prevención y riesgos Laborales no es más que un puro trámite que cumplir y unos papeles que imprimir.
Sólo hace falta pasearse un día por la calle para poder ver en las condiciones que trabajan muchos obreros, a la vista de todo el mundo, incluso de la administración.

Precariedad laboral = Siniestralidad laboral.
Buen fin de semana.

Los peligros en el trabajo

Elecciones municipales


Me levanto por la mañana, salgo hacia el trabajo, lo primero que veo al salir a la calle es un cartelón de 80 x 60 cm, con la cara de un garrulo, algo alopécico, luciendo mostacho y con un ligero deje amuñozado. Intuyo que se trata de un vecino, vagamente creo saber de quien se trata, se presenta para alcalde. No me gusta su cara, no me da confianza, representa a un partido generalista. Después de dos segundos de duda, decido que no le votaré.
A veces la política es cuestión de reflexiones a primera vista.
Mediodía, llego a mi casa a comer. Miro el inbox de mi domicilio. Veo que han traído la revista municipal, esa que pagamos entre todos. Bestial, el escriba del ayuntamiento se ha lucido, parece cual trobador medieval loando las gestas del tronco del alcalde. Una práctica de onanismo consistorial sin precedentes, rozando la pornografía política. En sus páginas interiores, a todo color, las cuatro cosillas que han realizado en los últimos cuatro años, banalidades. Obviamente, se han obviado (valga la rebundancia), las promesas incumplidas (siempre achacables a administraciones superiores o falta de presupuesto), y también se ha obviado el tema del crecimiento desmesurado del municipio y los problemas que comporta. Cada vez me cuesta más aparcar, el Centro de Atención Primaria a veces se colapsa, la escuela pública va al límite, y la inseguridad ciudadana crece a ritmo exponencial al de la construcción. Evidentemente no le daré mi voto al actual alcalde, tampoco se lo di hace cuatro años.
A veces la política es cuestión de memoria.
Atardecer. Salgo del trabajo, me voy a tomar una cervecita, uno de los pequeños placeres de los que aún disfruto. Absorto en mis pensamientos, en la barra del bar, alguien me golpea la espalda:
– Coño Paradox, que tal, cuanto tiempo.
– Hombre Juanito, que raro verte por aquí.
– Pués sí, pero es que estoy en campaña, me presento para alcalde en una de estas agrupaciones independientes y tal. La próxima semana hacemos un míting, pásate, habrá pisco labis.
– Ostias, que sorpresa que te presentes para alcalde, cabronazo. Pues mira, cuenta con mi voto.
– Gracias, pero pásate y así te explicaremos el programa.
– No, tranquilo, el programa me da igual, lo único que me vale es que tu te presentes. Toma mi voto como una pequeña inversión, de la que espero sacar algún interés en el futuro. Nunca se sabe lo que puedes necesitar, pero siempre es bueno tener a un viejo amigo metido en política municipal.

Que bonito y valioso es tener amigos en la política.

A veces la política es cuestión de amigos.

Malas compañías

Esto lo he encontrado en algún sitio, rebuscando en algúna armario, rebuscando en mi interior, o quizá rebuscando a mi alrededor. Es una carta que alguien escribió hace ya tiempo.
Se titula “La carta que nunca quise escribir”:

Te conocí hace muchos años, recuerdas?
Estábamos en aquel bar, en algún lugar de la costa, y apareciste de la mano de unos amigos. Venías con tus mejores galas, todos hablaban maravillas de ti. Lo recuerdo como si fuera ayer, hacías estragos y eras la reina de la fiesta. Nos presentaron, ibas de blanco inmaculado. Intimamos, y tuvimos nuestra primera y única relación.

No fue satisfactoria, dicen que la primera vez marca, a mi por suerte me marcó para bien. Te di de lado y aconsejé a mis amigos lo mismo. No eras buena compañía. Recuerdas a algunos de ellos?, algunos no están, no te culpo a ti directamente, pero sabes que algo tuviste que ver en ello.
A partir de aquel momento, apenas te volví a ver, a veces en alguna fiesta te veía de lejos como engatusabas a otro pardillo, pero jamás te dejé volver a acercarte a mi. No lograba entender tu poder para con la gente, siempre pensaba que la gente que caía en tus brazos era gente débil e irresponsable.
Pasaron los años, y cada vez te veía menos, aunque sabía de tu relación con algunos viejos amigos, esos que cayeron perdidamente enamorados de ti primero, y peligrosamente adictos a ti después. Te habías convertido en su sombra, mala sombra.

Hace poco, me di cuenta que siempre habías permanecido bastante cerca de mi. Que iluso fui, yo te rechacé, pero otros no. Y hoy muchos años después vuleves a pulular a mi alrededor. Te mantuviste en silencio, engañándonos, le creaste una vida ficticia, debí protegerlo de ti, sabía que era débil, pero tú también conocías su debilidad.
Diez años tan cerca de mi y yo sin enterarme. He visto tu verdadera cara, he visto lo que eres capaz de hacer, he visto como destruyes una vida, como intentas destruir una familia. Pero no te dejaré, le voy a ayudar a vencerte, a alejarte definitivamente de nuestras vidas.
Juntos te venceremos.

A veces las batallas más cruentas se libran a nuestro alrededor y mostramos nuestra ceguera ante ellas. Sólo cuando las heridas son visibles intervenimos.
Las drogas tienen un amplio vestuario. Que no nos engañen.
Detrás de la droga sólo hay mierda, sólo hay mentira, sólo hay engaño, sólo hay dolor.

Que alegría nació Sofía

Por fin, ya nació. No quiero extenderme en consideraciones políticas sobre la monarquía, que no sirve de nada.
Decir que me parece una anacronía que en pleno siglo XXI, en la era de Internet, en la era de la ingeniería genética, sea posible mantener monarquías hereditarias por línea de sangre. Pero que le vamos a hacer, vivimos bajo la tutela de una monarquía parlamentaria, que votaron nuestros padres y nuestros abuelos el siglo pasado.
Solamente agradecerles a los príncipes de España que para tan magno acontecimiento hayan escogido una clínica privada y no hayan ocupado una habitación del sistema público estatal. Porque supongo que el parto en la clínica privada se lo habrán costeado de su bolsillo, o acaso el bolsillo del primero de los españoles se llena de dinero de todos los españoles?
Y también agradecerles la donación de parte de sangre del cordón umbilical al sistema público. Yo, padre reciente, me interesé por la cuestión, y pregunté. Lamentablemente en el hospital donde nació mi hija no era posible la donación anónima y altruista del cordón umbilical. evidentemente, para quedarme el cordón umbilical para uso propio, el parto se tenía que realizar en una clínica privada, y luego mantenerlo en un banco de un país de la CE.

Me he permitido una coplilla:

Leo esta gran noticia,
por fin parió Leticia,
el príncipe está contento,
a su hija no le faltará el sustento,
un SMS avisa de la primicia,
la prensa pelota fotografía el evento,
y yo, Paradox, afirmo con pericia,
que me importa un pimiento,
nacer infante en 2007 no es de cuento,
es, simplemente una injusticia.
Ver la tele será un tormento,
sólo hablarán del alumbramiento.