Mierda a precio de oro

! Mierda a precio de oro !!, esa fue la exclamación de un amigo mío después de haber cenado en un restaurante de cierto prestigio y pretendidos posibles. Y es que a veces nos dejamos influenciar en exceso por la fama, o por la opinión de ciertos críticos con ínfulas de petulancia creativa.
Y siempre que escucho la expresión !Mierda a precio de oro! me viene a la cabeza la obra de Piero Manzoni, conocido artista italiano que tuvo la brillante idea de realizar una tirada exclusiva de 90 latas que él mismo envasó y que contenían 30 gramos de su propia mierda, latas a las que denominó 100 % mierda de artista. Las latas se vendieron a peso tomando como referencia el precio del oro en aquel momento (año 1961). Y no se crean,  la mierda de Manzoni se ha revalorizado en estos años mucho más que el oro. No en vano se han llegado a pagar 120.000 € por una de esas latas. Aunque pueda parecer absurdo, son muchos los museos que se precian de contar entre sus obras de arte una de estas latas, algunos de ellos como el MUMOK de Viena, The Museum of Modern Art de Nueva York, La Tate Gallery de Londres, el Museu d´Art Contemporani de Barcelona (no me lo creo), etc.
Cuentan, que la gran idea de enlatar su propia mierda, proviene del fracaso que cosechó el artista en una exposición que realizó en Milán allá por los el año 60. Al finalizar la exposición y tras no haber conseguido vender nada, contrariado exclamó Estos imbéciles de burgueses milaneses sólo quieren mierda. Y eso fue los que les dió, mierda.
O no.
Existe la duda en saber realmente lo que contienen las latas, para los más románticos mierda sin duda, aunque un colaborador suyo Agostino Bonalumi reveló el año pasado que sólo se trataba de yeso. El problema radica en saber quien será el guapo que abrirá su lata para saber el contenido y de esta manera destrozar tan magna obra de arte y perder unos cuantos miles de euros. Aunque si realmente se trata de verdadera mierda no sería descabellado pensar en la propia autodestrucción de la lata. 46 años después, algunas de las latas siguen ahí, de otras poco se sabe y alguna leyenda circula explicando los devastadores efectos de la mierda en la lata.
Quizá las latas de Manzoni no sean unas grandes obras del Arte Contemporáneo, pero por lo menos las llamó por su nombre.

mierda-de-artista-2.jpgMierda de artista

No sé, yo le encuentro cierto parecido al arte de Manzoni con ciertas tendencias de la cocina actual. Mierda a precio de oro.
Por cierto, si desconocían la obra de este artista italiano (1933-1963) conózcanla, sin duda se trata de un artista impactante y atípico, un auténtico rompedor pese a su breve trayectoria.
mierda-de-artista.jpg

Las siete nuevas "democráticas" maravillas del mundo

Alguien ha tenido la “brillante” idea de democratizar el arte. El cinesata suizo Bernard Weber se sacó de la manga un concurso para elegir a las nuevas “Siete Maravillas del Mundo”, aprovechando las nuevas tecnologías para que todo el mundo pudiera votar por sus preferidas, ya fuera vía internet, vía sms, o vía llamada telefónica de pago.
El sábado finalizó la votación, es obvio, que el ganador ha sido el propio impulsor del evento que se habrá llenado los bolsillos gracias a los ingresos publicitarios, los sms, y la gala que se realizó para descubrir los galardonados.
Lo sonrojante, es que organismos públicos se hayan sumado al disparate pidiendo el voto para su particular monumento.
Parece que ni tan siquiera el arte, patrimonio de la humanidad, se libre de esta espiral de competencia y markéting. A esto le llamo yo democratizar el patrimonio de la humanidad.
Las nuevas “Siete Maravillas del Mundo”:
– Gran Muralla China.
– Ciudad de Petra (Jordania)
– Cristo Redentor (Río de Janeiro)
– Machu Picchu (Perú)
– Chichen Itzá ( México)
– Coliseo de Roma (Italia)
– Taj Mahal (India)

No, la Alhambra no está, pese a los intentos de televisiones, ayuntamientos y tal, al final no ha sido una de las afortunadas elegidas, aunque han sido cómplices de este desafortunado concurso. Eso sí, estaba cantado que la Gran Muralla China sería una de las elegidas, por su belleza, y porque a la hora de votar nadie puede ganar a los chinos en este tipo de votaciones (porque por desgracia para ellos, de momento es lo único que pueden votar libremente).

Igual, un día hasta podemos votar a nuestros políticos vía SMS.