El traidor

Era un día como otro cualquiera para Parado, interminables colas a la espera de un trabajo acorde con su esmerada formación académica. Era un soelado día invernal, Parado lucía camiseta de imperio que dejaban ver sus musculosos y tatuados bíceps, “Amor de Rai” se podía leer en uno de ellos. Le acompñaba su fiel y servicial Álex en tan estéril trabajo.

-Coja el móvil Álex.
-Pardiez, Don Parado, como sabe que está sonando sí le he puesto el vibrador?
-Por su cara de placer, cuantas veces le he dicho que le busque otra funda al móvil.
-Es Subcomander del Palacete, requiere sus servicios de inmediato.

Me quedé de piedra pómez, algo grave debía pasar en el Palacete para que alguien se atreviera a llamarme a mi private line.

-Hoy tampoco podré fichar, pensé en voz baja.
– Álex, debemos ir al Palacete inmediatamente, y lo jodido es que servidor hoy ha venido a currar en transporte púbico.
– No se preocupe Don Parado, sí quiere le puedo llevar yo.
– Usted siempre tan solícito, respondió Parado, que de un brutal brinco se subió a la grupa de Álex.
– Peso? , preguntó Parado.
– No sé preocupe, lo imporatnte es sentirse útil, asintió Álex.

El camino al Palacete era duro y empinado, mientras remontaban la calle Mercaders, fueron testigos de un incidente, al final del callejón una docena de taxistas apaleaba y enculaba a un pobre diablillo.

– Intervenimos?, preguntó Álex.
– Deje, deje, tratándose del gremio de taxistas, seguro que tienen razón. Algún desaprensivo, de esos que llama y da una dirección falsa. Le está bien empleado.

Seis horas después, al caer la mañana, estaban frente a la verja de 6.12 m de altura del viejo Palacete.

– Está cerrado, musitó Álex.
– No problem- contestó Parado que haciendo uso de su pértiga, se plantó en los jardines del Palacete.
– Cúbrame la retaguardia Álex, y nunca mejor dicho, pues todo aquel que entra en Palacete ve peligrar su ojete, y tome la filiación de todo aquel que trate de entrar o salir.

Los hechos que paso a relatarles a continuación son rigurosamente ciertos, y todo parecido con la ficción es pura realidad. El jardín era un impresionante tomatal, de cuyo cuidado se encargaban bellos púberes. No me fue difícil alcanzar la puerta principal sin ser visto, estaba entreabierta, al entrar me topé con la criatura más bella que jamás había visto en mi vida, fue como un flechazo, permanecimos en silencio mientras nos escrutábamos con la vista. De repente una voz ronca y grave rompió la magia del momento.

– Sr Parado, déjese de mirar al espejo y acompáñeme.
– Bonitas tetas, Pe, le han crecido desde la última vez que se las toqué.
– Le apetece una cubana?
– No, soy abstemio, mejor un trifásico de anís Las Cadenas.
– Como quiera, usted se lo pierde. Rumorólogo, prepárele un trifásico.- ordenó Pe, mientras trataba de seducirme.
– La leche la prefiere natural o de vaca ?- preguntó Rumorólogo maestro del ordeño.
– Natural, por supuesto.
– Aquí la tiene, recien ordeñada- contestó Rumorólogo mientras se abrochaba la cremallera.

Mientras apuraba mi trifásico, oí una musiquilla proveniente del despacho anal, era el Macho Man de los Village People. Maki, la Rambla, Sub y Towers se habían abandonado a los placeres carnales y se sodomizaban una vez sí y otra también, ante la impávida mirada de Pe, que parecía más turbada de lo normal.

-Ordem e progresso, gayones- grité con férrea voz.
-Que está pasando aquí, atajo de depravados y gandules sodomitas- volví a gritar mientras abofeteaba al subcomander.
– Danzamos por Soler, le pedimos al Dios Mercury que lo cure, está agonizando- acertó a balbucear Subcomander. Éste, estaba más desarrollado de lo normal, su cuerpo estaba perfectamente moldeado y fibroso producto de su castración. Eso sí, su voz le delataba al muy eunuco.
– Ah, Parado, ya está usted aquí, le pondré al corriente de todo.

Al oir esa voz, erecté, era Rai, con el que había tenido algún que otro escarceo amoroso en nuestra ya lejana juventud, cuando éramos miembros de honor de la Falange. Al vernos, después de tantos años, nos besemos y nos magreemos nuestras impúdicas partes.

– Mire Parado, Fórceps está desaparecido, creemos que ha sido secuestrado. Y Soler consume sus últimos minutos de vida en sus aposentos públicos. Usted es nuestra última esperanza. Sígame.

Rai vestía bata quirúrgica abierta por la espalda que apenas cubría sus cojones. Mientras subíamos a la planta noble por la escalera de caracol, el movimiento oscilatorio de su cimbrel casi me hipnotizaba.

El hedor en la alcoba era nausebundo, la atmósfera irrespirable. El Doctor Bé y Joan CG, uno por su condición y otro por estar próximo a la jubilación ejercían de plañideras. Soler llevaba horas delirando, hablaba de Vladivostok, de polacas, de pajarracos, operación libertaz y otras sandeces impropias de un hombre como Soler. Su rostro se asemejaba al de Carmen de Mairena.. Salanova se apresuraba a tacografiar los delirios de grandeza del futuro finado.

– Creemos que Soler era un traidor a la causa.Fue visto por última vez ayer mientras cenaba en el Siete Puertas, acompañado de una enigmática rubia y un tiparraco raro. Mandé a Gómez a seguirle, pero lo perdió- argumentó Raimon.
– Pero a quien se le ocurre mandar a Gómez, pero no ves que aún lleva el disfraz de camuflaje del siglo pasado. Sí aún lleva el logo de Zanussi, -abronqué a Raimon.
– Por suerte pudo recuperar de la basura una servilleta usada, eso sí, está en escritura cuneiforme. Que venga el traductor de francés- dijo Raimon.

Por la puerta apareció un tal Kim, tipo raro donde los haya, un rastafiore, que decía trabajar en Francia y dominar el francés.

– Lo siento, soy incapaz de traducir esto, parece que habla de un tal X, aunque yo lo que domino es el francés oral, no el escrito- dijo el traductor.
– Será mamón – le espeté, mientras me encerraba en mi mismo tratando de encontrarle algo de lógica a todo aquel galimatías.
– El veneno le fue introducido por vía rectal, y dado el diámetro, creemos que fue un arma de fabricación togoleña- sentenció Dr Be.

Rápidamente lo entendí todo, la trama polaca, Soler había sido envenenado con un potente veneno llamdo Polonio, suministrado por el agente X, en complot con la polaca. Soler les había vendido al Capitán a cambio de un nuevo software llamado Ubuntu. Pero la trama togoleño-polaca había decidido eliminar a Soler, sabía demasiado del contacto ruso y de la entrega trampa en Valdivostok.. Soler, en sus delirios pre mortem, nos había advertido a todos del peligro que corríamos. El muy cabrón era un traidor, pero un traidor mártir. En aquel momento, llevado por la euforia, agarré la motosierra y comencé un cruel y sangriento festival de sangre y miembros amputados, eso sí procurando no matar a nadie, porque sino no valen para otra historia.

Decidí trocear a Soler e introducir los retales en cómodos fascículos envasados al vacío para su posterior comercialización como alimento de ciclistas. Mientras manipulábamos al fiambre, Rai se percató que en una esquina de la cámara mortuoria alguien lloraba al muerto, era Ant, quien miembro en mano, descargaba su ira sexual ante tan sensible pérdida, con Soler se iba más que un amante, ahora ya no podría comentar las estúpidas teorías sobre Lost con nadie. Una fina lluvia de confeti seminal cayó sobre nuestras cabezas.

– Ahora sí que me apetece la cubana, Pe- exclamé como un poseso.

Mientras corría tras la musa Pe, pude ver con el rabillo del ojo la televisión, la CNN, que titulaba:
“Hallado en estado de coma y violentamente percutido el Capitán, cerca de la calle Mercaders”

Mientras, mi fiel Álex, en el exterior del Palacete tomaba la filiación a una extraña criatura rubia que hablaba en lenguas extrañas.

A muchos kilómetros del Palacete, un muchacho era feliz, con el diez a la espalda, conseguía debutar en primera división y marcar un gol de penalty. Eldeu, por fin debutaba en la liga polaca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: