Les doy la espalda

Hoy como todo el mundo sabe se ha celebrado Día Internacional de la Mujer, cosa que me parece muy bien. El problema es que esto de asignar días a algo se ha convertido en algo demasiado habitual y por habitual pasa bastante desapercibido.

Que si El día internacional del niño, El día internacional del anciano, El día internacional sin coches, el día internacional del árbol talado, etc.
Demasiados días que celebrar. Pero permítanme que desde esta humilde tribuna al mundo proponga la celebración de un nuevo día.
El día nacional del político patético, la fecha en cuestión me da igual, casi que podía ser cada día del año.
Siento vergüenza de nuestra clase política, y cuando digo política no hago ningún tipo de distinción entre izquierdas y derechas. La gran mayoría rozan el patetismo en sus intervenciones, tanto Rajoy como Zapatero. Me repugna ver como se lanzan la mierda a la cara en sus intervenciones, como son incapaces de llegar a un mínimo acuerdo sobre algo. Unos por su política de acoso y derribo a cualquier precio, otros por su ineficaz e inocente talante.
Es inaudito, el próximo día 11 de marzo se cumplirán tres años de los brutales atentados de Madrid, mientras tanto nuestros políticos viviendo de espaldas a la realidad.
No me extraña que los índices de abstención aumenten, ni tan siquiera me sorprende el éxito que cosechan partidos minoritarios como Ciutadans. El espectáculo que ofrecen día sí y otro también nuestros políticos nos demuestra que la política española ha bajado a las alcantarillas, posiblemente de donde no debieron salir algunos de los políticos, y es ahí en las alcantarillas donde mejor se manejan en la lucha cuerpo a cuerpo.
La política del “y tu más” está condenada al fracaso, la ausencia de diálogo y el ambiente permanentemente crispado son síntomas inequívocos de la ineptitud de nuestros políticos.
Sin obviar, el apoyo mediático y partidista que le prestan sus respectivos órganos de propaganda, tanto de la izquierda como de la derecha.


Yo mientras tanto, les doy la espalda, y me quedo oteando el horizonte para ver si veo algún islote de esperanza en este país de charanga y pandereta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: