En defensa de la mujer trabajadora

Hay noticias que provocan mi indignación, y ésta es una de ellas. Según UGT, una trabajadora del sector de la restauración, fue despedida al negarse a abortar tal como le pedía su jefe. De esta manera no le renovó el contrato. Me parece indigno e impropio de la condición humana que en pleno siglo XXI haya aún personas de tan baja catadura moral.
Ardo en deseos de conocer el nombre del restaurant, pues casi con toda seguridad, por proximidad geográfica lo habré visitado alguna vez. Mientras los gobiernos quieren fomentar la natalidad, hacen leyes para una mejor conciliación de la vida laboral con la familiar, empresarios sin escrúpulos siguen abusando de su posición de fuerza ante los más débiles.
De demostrarse los hechos, espero que el peso de la ley caiga sobre este sinvergüenza.
Imagínense, sí encima, el restaurant tiene un cartelito que pone:

Se celebran bautizos y comuniones.

Sí ya es duro para la mujer el acceso al trabajo, más duro lo es para aquellas que deciden traer un hijo al mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: