A don Ramón le va la televisión


Antes de las elecciones al Madrid comenté, que el por aquel entonces precandidato Ramón Calderón se desenvolvía bien ante las cámaras, con su apariencia de playboy cincuentañero, perfectamente trajeado, sabía manejar bien los tempos y supo vender su producto (eso sí con alguna promesa incumplida por medio), mientras sus rivales, poco agraciados ante el glamour de los focos de la televisión, solían espaciar o esquivar sus intervenciones televisivas.
Y en éstas, que don Ramón ganó las elecciones apoyado en sus promesas y en su soltura televisiva. Hay que felicitar a su departamento de marketing por la excelente campaña. Fue una campaña a la americana.
Una vez instalado en su anhelado sillón presidencial, y habiendo repartido las funciones entre sus colaboradores, pensaba yo, iluso de mi, que sus apariciones televisivas irían acorde al cargo que ocupa, presidente del Real Madrid. Pero no, tiene Ramón Calderón una exagerada obsesión a aparecer día sí y día también en los medios de comunicación, rodeado de contertulios de escaso nivel.
Empieza a cansar su excesiva presencia mediática para no decir nada, siempre remitiendo la parcela deportiva a Mijatovic y Capello. Y encima cuando habla con teórico conocimiento de causa, mete la pata (BBC Beckham).
Guárdese don Ramón de ser tan asiduo de los medios de comunicación, que tiempo tendrá no se preocupe, y recuerde es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: