La hoguera de las vanidades


El legado o la herencia de Florentino vivió ayer su episodio más esperpéntico que se recuerda. Cómo sí de un episodio de la Caída del Imperio Romano se tratara, las intrigas en la Junta desmbocaron en la dimisión de Fernando Martín y en el anuncio de elecciones.
El Real Madrid ha perdido dos meses, y al único que se le deben exigir responsabilidades es a Florentino Pérez, que sabedor de todo lo que se cocía en su Junta, no dudó en colocar a Martín en la presidencia, sabiendo que no contaba con el beneplácito de sus compañeros. Lo más inteligente hubiera sido convocar elecciones en aquel momento.
FM ha sido víctima de sus propios errores, ha sido esclavo de sus palabras, y en su breve mandato no se le recuerda una sola cosa buena.
Posiblemente la próxima temporada sea de transición, debido al poco tiempo que tendrá la nueva Junta para trabajar, todo ello agravado al haber un Mundial por medio.
Flaco favor le han hecho al madridismo al hacer coincidir esta Junta con el día en que Zidane anunciaba su retirada y el Barça accedía a la final de París.
Lo sucedido ayer debe hacernos reflexionar sobre el próximo inquilino de la Casa Blanca, esperemos que sea gente conocedora del fútbol, y no empresarios ególatras y vanidosos, que se sirven del club para sus ambiciones personales.

PD Siempre nos quedará París.
Foto. As

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: